TESTIMONIOS  (114)

 

 

MAS HISTORIAS DE VIDA

 

ESTHER MAGDALENA ALASSIA

 

Soy Esther Magdalena Alassia de Gorosito (viuda).
Busco a mi hijo Ariel Omar Gorosito Alassia de 37 años de edad (según los papeles), me lo robaron de recién nacido de la clínica donde nació (por cesárea) y me fue retirado con el pretexto de llevarlo a Santa Fe a incubadora, porque tenía problemas respiratorios, lo cual no era verdad, sino que se lo llevó mi marido y su amante (medio hermana); luego me trajeron un bebé muerto –en ataúd- a la semana, diciendo que no pudieron salvar su vida.
Durante muchos años llevé flores al cementerio a un nicho con un ángel, una plaquita donde decía que había nacido un 8 de febrero de 1975 y fallecido el 14 del mismo mes y año. Mi marido, muchos años después, antes de morir, me dijo que mi hijo estaba vivo, y que sus hermanas lo llevaron a Córdoba. Desde esa fecha busco a alguien a quien le deben haber cambiado el nombre, documento, y etc.
Si él se quiere comunicar conmigo para hacerse un ADN, mi teléfono es (03492)429-588, Rafaela, Santa Fe.
Deseo que se presente porque no se como es, y necesito encontrarlo, me mueve a esta búsqueda mi gran amor de madre hacia quien siempre extrañé, no solo por ser mi primer hijo sino porque soy incapaz de regalar un bebé, o lo que fuera que lastime a alguien.
Además tiene dos hermanos: Martín Leandro y Mariana Rocío, que recién se enteran que tienen un hermano que anda por el mundo.
Agradezco Lo que puedan hacer por nosotros
Y para la gente de Raíz Natal que realiza esta tarea tan humanitaria, que Dios los bendiga siempre.

Si alguien sabe algo de esta historia, por favor contácteme.
Mail: raiznatal@raiznatal.com.ar

Gracias

Esther Magdalena Alassia

CARLOS RODOLFO SILVA

 

Me llamo Carlos Rodolfo Silva, nací el 16 de octubre de 1977 en Ciudadela, prov. de Bs. As. (Según mis padres, cosa que no es así).
Tengo 35 años, soltero, y desde chiquito tuve dudas sobre mi origen al sentirme diferente, mi familia es de la provincia de Corrientes, tengo 2 hermanas y 3 hermanos soy el menor de todos ellos; me sentí diferente cuando miraba fotos de mi infancia junto con mis hermanos yo sobresalía por ser rubiecito, muy blanco, diferente al aspecto físico de mis hermanos. Un día se me ocurrió preguntar donde había nacido, mi padre me dijo que en Ciudadela cerca de la terminal del colectivo 218, y mi madre dijo que cerca del puente de Liniers, a la vuelta, no especificando donde.
El año pasado tuve un problema de salud que casi me costo la vida, me dio un pico de diabetes  muy grave y grande, y eso que me pasó me hizo reaccionar y llamé a las Abuelas de Plaza de Mayo, y el 17 de octubre del 2011 estuve en el hospital Durand, y tomó mi caso  Conadi y consiguieron un par de datos. Uno que no estoy registrado como nacido en ningún hospital, o nací en una casa o en algún otro lugar, menos en un hospital, y además apareció el nombre del medico que atendió mi nacimiento Dr. Eduardo Molina, es partero y pediatra, y es lo único que se de mi, hasta el día de hoy. Un año después de hacerme el ADN sigo esperando algún dato que me esclarezca un poco más mi vida.

Si alguien sabe algo de esta historia, por favor contácteme.
Mail: carloselcuervo_@hotmail.com

Carlos Rodolfo Silva

DANIEL SEQUEIRA

 

Busco a Mi HERMANO!!
Ayudame a Difundirlo por favor!!

Cristian Iván Sequeiro nació en Rosario el 27/10/1975, a los 7 meses en el Hospital Alberdi, de ahí lo trasladaron a la Maternidad Martin de la ciudad de Rosario, mi madre en ese momento tenia 16 años, ella tenia el alta pero Cristian no, por motivos obvios... la mandaron a mi mamá a su casa y todos los días iba a la Maternidad para amamantarlo, todo esto sin recursos monetarios ni concejo de un adulto!! Se le hacia difícil poder llegar todos los días para estar con el bebe!! Mientras tanto nos quedábamos junto con mi otro hermano en casa.
Un día cuando llega al hospital mi hermano Cristian ya no estaba, cuando reclamó por su hijo nadie sabia nada, solo que una jueza llamada Clotilde Cariello tuvo la eficiencia de apartarnos a todos, primero detener a mi Madre con la policía de menores y llevarla junto con sus dos hijos mayores a una comisaría pasando toda la noche,  a la mañana siguiente nos separaron de nuestra Madre, y nos mandaron a mi hermano Marcelo Ariel Sequeira y a mi -Daniel Sequeira- a un hogar de huérfanos ubicado sobre la Av. Seguí (que actualmente está), mientras que a mi Madre la derivaron a un convento llamado Sagrado Corazón!. Al tiempo mi Madre salió de ese lugar y buscó la forma de recuperarnos otra vez a los tres, pero fue imposible ya que era menor y no había ningún adulto responsable con ella que se hiciera cargo.
Esa jueza volvió a atacar amenazando a mi Madre de una forma muy cobarde, haciéndole firmar unos papeles que le daba derecho a quedarse con mi hermano Cristian, diciéndole que si no firmaba jamás nos iba a volver a ver a nosotros...de esta forma esta mujer se Apropió de nuestro hermano.
Hoy quiero contar con tu ayuda...esto es solo una parte de todo el calvario que vivimos todos estos años.

Si alguien sabe algo de esta historia, por favor contácteme.

Mail: gamu_74@hotmail.com

MARIANA ESTEFANIA GULLA

Mi nombre es Mariana Estefania Gulla, tengo 25 años, nací el 22 de Abril de 1987. Soy “adoptada” ilegalmente y busco la verdad de mi historia y a mi mama.
No tengo ningún dato de donde nací, no se si fue en algún hospital o sanatorio de San Martin ya que en mi partida de nacimiento NO figura el lugar donde nací, pero es del partido de San Martin.
Nadie supo decirme donde fue mi parto, si era una clínica, o un sanatorio o la casa de algún médico. Pero puedo suponer que quizás yo haya nacido en el Hospital Rivadavia, dado que mi partida de nacimiento esta firmada por la obstetra Angela Marta Cuppari, y en ese año (1987) esa “doctora” trabajaba allí.
Por mi propia cuenta, fui al Registro Civil Central con mi partida de nacimiento y el nombre del médico (Raúl Guzma Chávez), y dejé los datos para ver si ellos me podían averiguar algo. Al poco tiempo recibí un llamado de ahí que me decía que habían averiguado que el médico figura que está preso en Perú por tráfico de bebes, y que la partera que figura en mi partida de Nacimiento estaba involucrada en varios casos de adopciones Ilegales, pero que no daban con su paradero. Yo investigué por Internet y pude averiguar su número de Documento y su dirección, pero nunca me anime a ir a verla.
Hoy, después de un largo tiempo, quiero reanudar esta búsqueda, porque ya soy más grande y necesito saber de dónde vengo y encontrar a mi madre o a mi padre biológico.
Me desespera la idea de que mi mama quizás en algún punto este sintiendo lo mismo que yo....querer conocerme así como yo a ella. Necesito ayuda para poder encontrarla. No pretendo juzgar a nadie, ni culpar a alguien por algo que en su momento hizo, no soy quien para hacerlo, simplemente quiero la verdad, para poder estar mejor.
No me importa si tengo que esperar, o si lo que tiene que venir no sean buenas noticias, solo espero llegar a la verdad, sea cual sea.
Entiendo que es un camino muy difícil pero quiero llegar hasta donde pueda. No voy a bajar los brazos. 

Por favor, si sabes algo o pariste una nena en el año 1987 y te dijeron que falleció, o tenés dudas escribime:
Estefania.gulla@gmail.com

MUCHAS GRACIAS

Estefi. ...."

DIEGO ALVAREZ

 

Busco a un hijo, o hija, nacido/a aproximadamente entre julio y septiembre de 1988
 
La historia que voy a contarles data del año 1987.
Yo trabajaba en una empresa que producía ascensores, cuyo laboratorio de electrónica, donde me desempeñaba, estaba en la calle Hipólito Yrigoyen, casi esquina Sarandí, en el Barrio de Congreso, CABA. Parábamos una hora para almorzar y lo hacíamos comprando algo por ahí, y generalmente nos íbamos a la plaza del Congreso a comer, y volvíamos.
Por Yrigoyen, cruzando Sarandí, como en dirección a Av. Jujuy, de la mano de enfrente, había un mercadito, con verdulería, frutería, almacén y fiambrería, en la puerta, una parada de diarios y revistas.
En la verdulería trabajaba una preciosa chica, morocha, el pelo bien negro, de ojos claros, que creo se llamaba Elizabeth, pero se hacía llamar y la conocían por un apodo, que creo era Coque, Coky o algo así.
No tardamos mucho en hablarnos, empezar a conocernos y había onda. La señora que atendía la fiambrería, de quien no recuerdo su nombre pero podría ser Graciela, era rubia, muy bonita también, hacia de cómplice para acercarnos.
Empezamos a vernos y a amarnos, y ahí me contó que tenía tres hijos, que era casada, de Mataderos o casi Lugano.
Era finales de 1987, y hasta pasamos una fiesta de fin de año con toda mi familia juntos, en Avellaneda. Ella estaba preciosa, recuerdo que llevaba un vestido escotado que, a poco de llegar, prefirió achicar porque le parecía muy osado para una reunión familiar.
Yo la llevé a su casa, esa noche, tardísimo, porque había que ir desde Villa Corina hasta Mataderos... pero soy un caballero y debía llevarla.
Por ese motivo es que no recuerdo casi nada: era de noche, madrugada ya, y sé que el colectivo pasó el predio de los viejos mataderos como en dirección a Lugano.
Bajamos, cruzamos, creo, e hicimos una cuadra hasta donde, en una esquina, estaba la casa de ella.
Y nos despedimos ahí mismo. Ella me decía que era una zona bravísima, cerca de Ciudad Oculta y Los perales, pero que, si me veían con ella, no me iban a hacer nada porque la conocían.
Volví a la avenida Murgiondo, -de la cual deduzco el nombre por guiarme en el mapa-, y me tomé el colectivo de vuelta a casa.
Nos encontrábamos para amarnos siempre por el mismo barrio de Congreso, en Hoteles que hoy están cerca del Spinetto (creo que en esa época aún no existía).
Luego de esa fiesta de fin de año la vi una vez más; me esperó a la salida del trabajo y tomamos un colectivo hasta cerca de mi casa y ella siguió viaje.
Recuerdo que ese día nos habían dado la sidra y el pan dulce en la Empresa y yo se los dejé a ella.
No volví a verla hasta fines de febrero o marzo del 88, o sea, todo ese verano, en parte por las vacaciones. Un día volviendo de Congreso, los pibes con los que trabajaba la vieron y la reconocieron primeros, venía hacia nosotros y se notaba claramente que estaba embarazada: esa inconfundible panza. Las cargadas de los pibes que me hacían cargo, y cruzaron, dejándome solo con ella.
Me quedé mudo, tenía 20 años y no podía entender nada. Ella solo me dijo: -"Como ves, estoy embarazada..."-, y nada más.
Caminamos, dimos una vuelta a la manzana entera sin hablar. Y yo ya ni registraba que tenía que volver al trabajo. Cuando me encontré enfrente del Laboratorio e iba a cruzar nos despedimos y nunca más la vi.
Le pregunté a la fiambrera por ella y no me daba información. Sentía que me la negaba. Que me esquivaba.
Un día me dijo que el bebé no era mío, y también volví a sentir que no me decía la verdad. Que me lo decía para que deje de preguntar, de mortificarme o de buscarla.
Veintidós años después, como en el 2000, volviendo de la Facultad para mi casa, caminaba por Plaza Once, cruzando hacia la estación y creí verla, a esa hora de la noche, en uno de esos puestos que venden de todo, en las escalinatas de la Estación que da a la propia Plaza... me pareció muy alta para como la recordaba pero el rostro era idéntico. Hasta me pareció que ella también me reconoció. Di unas vueltas por ahí hasta que decidí encararla y le pregunté por su nombre: -"¿Elizabeth?"-. Ella me respondió muy secamente y con dureza un "¡No!" rotundo. Lo cual me dejó más perturbado... si no era ella ¿Qué necesidad tenía de ser tan grosera? Ahí vi salir por detrás un muchacho, como de nuestra edad, y supuse que podría ser su pareja o algo así y me fui. Tampoco era cuestión de buscar problemas.
Noches después volví a pasar pero de lejos para ver si estaba pero no volví a verla por ahí.
A quien creo que podía ser la Fiambrera, -una mujer que encuentro en las dársenas de colectivos en Plaza Constitución, años después-, y me resultaba muy parecida... le pregunté si era ella, quien atendía la fiambrera en el Mercadito aquel de la calle Yrigoyen y lo niega, pero tampoco le creí. Pensó antes de responderme y es probable que haya creído que sería alguien que ella no quisiera encontrar o no dar datos, al menos. Al fin y al cabo, vaya uno a saber como habría terminado todo en aquel mercado que, con los años, cerró.
Y a mí siempre me quedó la duda: Si era verdad que estaba casada no me entra en la cabeza como esa noche de diciembre pasamos hasta la madrugada juntos y no se hizo problema por su familia. Si no estaba casada pero tenía esos tres hijitos, como me había dicho, ¿qué problema habría tenido en decirme de frente que el hijo que esperaba, su cuarto hijo, era mío?
 
Pero a mi no se me pasa la duda, y mucho menos la angustia, de pensar que un hijo o hija mía, está por ahí y nunca supo de mi.
Ella tenía mi teléfono. Yo vivía en Palermo y creo que hasta alguna vez, una sola vez, vino a casa... esa misma tarde que fuimos a la fiesta de fin de año de la familia y volvimos de madrugada.
No lo sé. Nunca me llamó, nunca más me buscó. Jamás me reclamó.
Pero si esa criatura nació, es mi hijo seguro. Y quiero que sepa que soy su padre y nunca me olvidé de él.

Hoy, diciembre de 2012, hace 24 años de esa historia de amor.
Y soy papá de una bellísima nena. Por eso también, no puedo concebir que un hijo no sepa de su padre. Y viceversa.
Por favor, si alguien sabe algo... Elizabeth, si lees esto... Hijo, hija...
Mi mail es diegodealvarez@gmail.com

Muchas gracias
Diego D. Alvarez

MARCELA CAMARGO

Mi nombre es Marcela Camargo, nací el 15 o 18 de enero de 1974 en Salta capital, en la casa de la partera Sara Moya de Ballesteros, apenas nací fui entregada a la señora Manuela Varas, esto sucedió entre las 21 o 22 hs.
Por lo que se en esa casa se realizaban muchos partos, y después los bebes eran entregados, con el dilema de que nunca brindaban datos de la parturienta; mi madre biológica era de Corrientes o de alguna provincia vecina, y su edad era de 16 o 17 años.

Quien pueda brindarme datos comuníquese conmigo al mail: 

marcela_rolon@hotmail.com  o yosinel@yahoo.com.ar

ELSA SUSANA ALBARENGUE

 

Busco a mi hijo.

Me llamo Elsa Susana Albarengue, mi apellido de casada es Salazar, nací el 2/2/1951 en Coronel Suárez, Prov. de Bs. As., actualmente vivo en Benito Juárez.
El 12 de diciembre entre 1966 y 1967 nació mi hijo varón, una enfermera le dijo al padre que era varón, nació en el hospital de Coronel Suárez, no podemos recordar la fecha exacta.
Fui internada por el doctor Troncoso para que me dieran un tratamiento por los pulmones, tenia muchos problemas de salud. Me dieron un tratamiento prolongado, el doctor hablo con mi marido y le dijo que iba a dar a luz y debía quedar internada. Cuando el bebé nació me lo sacaron, mi marido en aquel momento estaba trabajando en el campo, era mi primer hijo y yo esta totalmente sola; cuando él regresó me fue a ver, yo esta desesperada preguntando por el bebé, ya había pasado un día y no me lo habían traído. Mi marido podía venir poco al pueblo para verme, ese mismo día que vino yo estaba reclamando mi hijo. Ni bien me mejoré de salud mi marido me sacó del hospital y me llevó al campo, luego volvimos para preguntar por mi bebe, el hospital era manejado por monjas, y cuando fuimos a buscarlo ellas se enojaron. Luego me llevaron a una habitación apartada del hospital para hacerme un tratamiento porque tenia un pulmón perforado por infección.-era el pulmón izquierdo-, después de recibir ese tratamiento insistimos para saber sobre mi bebé, y me contestaron que no podía tener al bebe conmigo porque la infección era grande y la ley no permitía que lo tuviera. Mi marido pidió al niño, la monja le respondió diciendo que no le correspondía por el problema de salud, en ese momento él y la monja tuvieron una discusión violenta. Yo vivía llorando desconsoladamente y reclamando por mi hijo, la monja me dijo que no lo pidiera más porque yo no lo podía tener; a mi marido no lo dejaron entrar mas al hospital, y le dijeron que nunca mas reclamara al niño, y que si el volvía al hospital lo iban a meter preso.
Desde ese momento lo sigo buscando, mi marido murió hace 5 años, pero ahora mi hija me ayuda a buscarlo.
Los nombres de las enfermeras son Irene Sente, Eliza Krieger, Maria Chiquita, Maria Flores, eran las enfermeras de sala de parto en el año 1966.
Si alguien sabe algo de esta historia, por  favor contácteme.

Mail: ya.milin@hotmail.com

 

ANTERIOR       INDICE DE TESTIMONIOS       SIGUIENTE